Señor, enseñanos a ver lo que es la VIDA

La comunidad de Cañada de Cisneros. Compartieron la palabra con signos y símbolos, y estas palabras en la homilía; buscar la felicidad no depende de los bienes del mundo eso es vana ilusión, busca siempre hacer la voluntad de Dios, siendo realista, sensato eso es buscar los verdaderos bienes,   exhorta a no acumular bienes del mundo; sino a esforzarse por los bienes del cielo, cosechar lo que agrada a Dios y esto es en nuestra persona, en el afecto, la creatividad, en las emociones; aquí es donde hay que crecer integralmente compartiendo con los demás, parte de esto les corresponde a los padres,  siendo imagen y  semejanza de Dios creciendo en la inteligencia, las habilidades para educar a los hijos, la memoria, desarrollándolas a través del amor, amor   a Cristo atesorando lo que agrada a Dios en el amor en la familia, en la comunidad, la salud, cuidando la vida que él nos ha dado  y poder decir en la oración “Señor ten compasión de nosotros, enséñanos a ver lo que es la vida y seremos sensatos como lo fue la Santísima Virgen María. Amando como Dios nos ama, viviendo en la justicia y la paz,   por ultimo hice dos preguntas al señor obispo.

¿Cuál es el objetivo que debería haber en una fiesta patronal? R=  que todos los de la parroquia trabajen, se unan y ofrezcan un mensaje de esperanza y paz y puedan realizar algunos signos y buscar el Reino de la paz y la justicia.

¿Cree usted que se ha perdido el objetivo de la fiesta patronal? R= si y se puede recuperar con valores de la comunidad  como; sus tradiciones danzas sin necesidad de traerlas de fuera  porque dañan, las kermeses que se hacían en un ambiente de comunión poniendo todo al servicio de los demás como lo hacían las generaciones antiguas. Que María impulse nuestro corazón para ayudar en la justicia y la  misericordia,  con esta bendición  el excelentísimo señor obispo se despide de la comunidad.

Por: Ruth Rivera

Diócesis de Cuautitlán